Después de muchos días sin poder abrir los salones de masaje, las consultas fisioterapeutas y todo aquello relacionado con la estética y el bienestar a causa del coronavirus, poco a poco suben de nuevo las persianas.
En esta entrada vamos a hablar de cómo van a ser los masajes post covid-19. Cabe decir que las circunstancias serán muy distintas a cómo funcionaba hasta el momento. Cambios en el antes, el durante y el después del masaje.

Tras muchos días encerrados en casa a causa del confinamiento, han surgido distintas patologías o han empeorado algunas de ya existentes.

 

¿QUÉ DEBERÁN HACER LOS PROFESIONALES?

Cómo indica el Ministerio de Sanidad, deberán mantener una distancia de seguridad de 2 metros. Además, deberán dejar un espacio de entre 10 y 15 minutos entre pacientes. Este tiempo, lo aprovecharán para limpiar y desinfectar las zonas en las que ha estado el otro paciente.

Las medidas de precaución deberán extremarse en el caso de que el paciente sea mayor de 50 años, tenga afectaciones pulmonares, oncológicas o esté embarazada.

También, el profesional deberá hacer cuestionario a todos los pacientes para descartar cualquier posibilidad de contraer la enfermedad. En este cuestionario, habrá preguntas como:

  • ¿Has tenido fiebre, tos o algún síntoma que pueda asociarse al COVID-19?
  • ¿Estas embarazada?
  • ¿Edad?
  • ¿Ha tenido contacto con algún positivo por COVID-19?

 

A la hora de realizar los masajes también habrá diferencias. Se ha acabado el sentir la piel del paciente. A partir de ahora deberán realizarse los masajes con guantes de látex o nitrilo pero deben ser desechables. Sólo se podrán utilizar 1 vez para cada paciente. Además de los guantes, el masajista también deberá llevar mascarilla y una bata quirúrgica.

El lavado de manos será obligatorio después de tocar a un cliente.

En caso de trabajar alguna extremidad superior, se pedirá al cliente que gire su rostro en la parte opuesta.

 

¿CÓMO AFECTA A LOS CLIENTES?

En este caso, los clientes deberán evitar tocar cualquier cosa, tanto en la recepción como en la zona de masajes.

En caso de llevar un abrigo o complementos, deberán aislarse y guardarse dentro de una bolsa de plástico que posteriormente se tirará a la basura.

Deberán lavarse las manos con solución hidroalcohólica al entrar y al salir de la consulta.

Para ir terminando, es importante mantener el espacio aireado y abrir las puertas y ventanas para ir renovando el aire.

 

Esperamos que les haya servido nuestra entrada del blog! ¡Nos vemos pronto!

 

Síguenos en Facebook e Instagram ¡Y NO TE PIERDAS NADA!

 

 

 

WhatsApp Mirplay Beauty